La maldición de los negros blancos

13/02/2017 02:26 |0

En gran parte de los países subsaharianos se les considera espíritus en vida y los hechiceros codician sus supuestos atributos mágicos

El colmo de los colmos no es nacer en Estocolmo, sino crecer en África siendo un negro de piel blanca. Los albinos como el de la imagen, un estudiante ugandés que baila con sus compañeros en un acto contra la discriminación, se enfrentan allí a una doble amenaza: la del sol abrasador, para la que carecen de una adecuada protección epidérmica y que les convierte en víctimas predilectas de los tumores de piel, y la de un estigma que les persigue. En gran parte de los países subsaharianos se les considera espíritus en vida y los hechiceros codician sus supuestos atributos mágicos. En un mundo dominado por la ignorancia y la superstición, muchos albinos son liquidados o mutilados a machetazos para arrancarles dedos, genitales u otros órganos, que emplearán en rituales de brujería para elaborar brebajes destinados a invocar la buena suerte. Los esfuerzos para educar a la población en que estas personas simplemente sufren una mutación genética que les impide producir melanina, el compuesto encargado de la pigmentación de piel, pelo e iris, siguen siendo dramáticamente insuficientes: en los últimos años, cerca de doscientos albinos africanos han sido asesinados por el oxímoron de ser negros de color blanco.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©IDEAL

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x