La 'habitación paranormal' de Jaén que saldrá en 'Este hotel es un infierno'

13/02/2017 14:59 |0

Este martes se estrena el capítulo en el que Kike Sarasola duerme en un 'lugar encantado' en el que se suceden los fenómenos extraños

Ruidos extraños y luces que se apagan de repente en plena noche. Mañana, Kike Sarasola no solo tendrá que enfrentarse a dueños irresponsables, trabajadores díscolos e instalaciones deficientes. En la nueva entrega de 'Este hotel es un infierno', que emite DMAX todos los martes a las 22.30 horas, el hotelero tendrá que lidiar, además, con un fantasma. Y es que, el Hotel Plaza Manjón, el nuevo alojamiento que requerirá de la ayuda y consejos de Kike Sarasola para esquivar la ruina, llega la próxima semana a DMAX con un reto añadido: una de sus habitaciones está encantada.

El hotelero tendrá que pasar una noche en una estancia que esconde una historia inquietante: un hombre murió mientras se alojaba en el establecimiento y, desde entonces, los clientes que se hospedan en la habitación 132 aseguran que por las noches se escuchan ruidos y ocurren fenómenos extraños.

El Hotel Plaza Manjón cuenta con 30 años de historia. Sin embargo, este establecimiento situado en un entorno privilegiado está viviendo su peor momento debido a la deficiente gestión de su dueño, hijo de los fundadores del hotel, que culpa de la mala marcha del negocio a la actitud del personal, compuesto mayoritariamente por mujeres. Mientras él acusa a sus trabajadoras de falta de profesionalidad por el mero hecho de ser mujeres, ellas le acusan a él de falta de liderazgo y responsabilidad en su propio negocio. Y, en medio de esta situación, el hotel se enfrenta a un problema de otra dimensión porque una de sus habitaciones está embrujada. "A pesar de haber pasado allí una de las noches más inquietantes de mi vida, el Hotel Plaza ha sido uno de los grandes descubrimientos de la temporada. Es un hotel maravilloso situado en un entorno espectacular por lo que, si ponen en práctica los consejos que les damos en el programa, estoy convencido de que saldrá adelante" explica Kike Sarasola sobre su experiencia en el hotel jienense.

El Hotel Plaza Manjón es un ejemplo de establecimiento con un gran potencial, cuya mala gestión está a punto de hundir un negocio que en el pasado fue próspero. Javier, el dueño y gerente del hotel, no controla ni los libros de cuentas, ni las reservas, ni los horarios de sus trabajadoras. Este descontrol y falta de liderazgo ha propiciado que los miembros de la plantilla del hotel se auto gestionen en el trabajo, creando fuertes enfrentamientos y ofreciendo un servicio deficiente a los clientes.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©IDEAL

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x