La cocaína espabila en Jaén

08/01/2017 02:08 |0

Después de una caída drástica por la crisis económica, los expertos indican que vuelve a aumentar el consumo y su presencia en la calle

Casi diez kilos de cocaína intervenidos en la Operación Cantimplora. Cuatro kilos más a los que la Guardia Civil le echó mano en la Operación Copernicus. Eso en unos días. Cifras muy abultadas para una provincia como Jaén. A las que hay que sumar cuatro kilos más en la Operación Triunfal del año pasado. La coca vuelve a circular. Y parece que a lo grande. Por kilos. Lo corroboran no sólo la importancia de las incautaciones, sino las cifras de los juzgados, donde por primera vez en al menos un lustro el número de diligencias abiertas por tráfico de sustancias que causan grave daño a la salud aumenta. La Fiscalía abrió en 2015 un total de 21 diligencias por tráfico de drogas que causan grave daño a la salud (prácticamente en todas hay cocaína de por medio). Actualmente, y a falta de computar alguna de las operaciones de los últimos días, constan ya 29.

Época de auge

Son datos que se quedan lejos de los 107 asuntos de drogas duras que investigaron los jueces jienenses en 2006, antes de la crisis, cuanto todos los indicadores alertaban de que España era uno de los tres países del mundo con más consumo de polvo blanco del mundo. En plena crisis, allá por 2011, la cifra se había reducido a 43. Al año siguiente se quedó en 37. Así hasta llegar a las 21 de 2015. Y al repunte de este año.

Entre 2002 y 2010 no era extraño que en operaciones de droga apareciesen paquetes de un kilo o de medio kilo de cocaína. Hubo varias operaciones de seis y ocho kilos de coca intervenidos. El 28 de junio de 2011 las fuerzas de seguridad del Estado le dieron el alto en la A-4 a dos miembros de un clan linarense que llevaban un kilo en el coche. Fue el mayor alijo en un lustro, hasta los cinco kilos de la Operación Paraíso de 2015. Durante esos años las fuerzas de seguridad se emplearon a fondo contra los clanes de la droga de Linares, contra 'camellos' emergentes en la capital, contra el menudeo en muchos pueblos de la provincia. Pero las cantidades que se detectaban eran mínimas.

Señal de un consumo a la baja. En una provincia con una tasa de paro juvenil del 50 %, una droga que cotiza a 60 euros en gramo es cara. El mercado se había contraído tanto que los movimientos de mercancía eran pequeños y nadie acaparaba porque la demanda no lo hacia recomendable.

Por contra, otras drogas experimentaron un auge hasta entonces desconocido. Sobre todo la marihuana, que desplazó al hachís. Fueron los años de las plantaciones caseras. En 2012 en la provincia se abrieron 184 diligencias previas por tráfico de drogas que no causan grave daño a la salud (eufemismo judicial para el cannabis y sus derivados). El año anterior habían sido 144.

En 2015, sin embargo, eran 83 los casos computados y en 2016, sin computar las ultimas semanas del año, 70. ¿Se puede hablar de una caída en la demanda de 'hierba'? Las fuentes consultadas en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no lo creen.

Lo que sí está confirmado es que el pequeño plantador que tenía varias matas en un patio o en macetas al resguardo de su casa se ha visto desplazado en el mercado por plantaciones industriales, con centenares de macetas 'indoor' de semillas seleccionadas, mimadas con costosas instalaciones de climatización y riego y con alta productividad.

Se sigue incautando mucha marihuana, pero no en el chorreo diario de pocas matas de hace unos años años sino en operaciones de envergadura. La Policía Nacional detectó incluso este año la presencia de mafias polacas asentadas en la Costa del Sol que tenían una plantación de alto nivel en un chalé del Megatín. Las plantaciones artesanales caseras quedan para el autoconsumo. Pero para muchos, el fin de semana vuelve a llenarse de polvo blanco. La cocaína espabila en Jaén.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©IDEAL

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x