Un veterinario con piel de cordero... segureño

JAÉN 13/02/2017 03:56 |0

Después de veinticinco años bregando, José Antonio Puntas ha logrado que el cordero segureño sea sinónimo de excelencia

Si hay alguien 'culpable' de que cordero segureño sea sinónimo de excelencia, ese es José Antonio Puntas Tejero, presidente de casi todo lo que tiene que con esta especie -Asociación Nacional de Criadores, Indicación Geográfica Protegida, Comercializadora...-. Y es que José Antonio Puntas, cordobés de nacimiento y oscense de adopción, lleva ya un cuarto de siglo bregando en los despachos para lograr el máximo reconocimiento para un sector que mantiene una cabaña de 50.000 reses entre Granada, Jaén, Almería, Albacete y Murcia y da empleo a unas 700 personas. Puntas, lector empedernido y habilidoso futbolista en sus años mozos, nació en Córdoba en 1965 en el seno de una familia de pescaderos. Allí, en Córdoba, se licenció en Veterinaria -es colaborador honorario del Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba-, una profesión que le ha permitido profundizar en el conocimiento de una raza ovina que, según cuentan los historiadores, fue introducida en la Península por los visigodos hace unos 1.500 años.

Ana María Serrano lleva veinticinco años trabajando codo con codo junto a José Antonio Puntas en la Asociación de Criadores (Ancos). «Pepe ha logrado algo tan importante como que nos sintamos como si estuviéramos en casa, como si fuéramos una gran familia», comenta Ana María, quien destaca su cercanía. «Ha sabido crear una especie de tela de araña que hace que todos estemos enganchados», añade. Palabras de respeto y palabras de agradecimiento después de unos años complicados para la Asociación por la falta de presupuesto, unas limitaciones económicas que obligaron a la aplicación de un expediente de regulación de empleo temporal para salvar todos los puestos de trabajo. La situación se normalizó hace ya dos años. Ana María Serrano asegura que José Antonio Puntas es «un hombre que no deja de plantearse retos y que hace todo lo posible para superarlos». Ahora mismo, por ejemplo, está centrado en mejorar la comercialización del producto envasado y abrir nuevos canales de distribución para un tipo de carne que tiene un consumo bastante estacional -por ejemplo, se centra durante la época navideña-.

José Antonio Puntas considera que existen tres poderosas razones para consumir cordero segureño. La primera porque contribuye a la preservación del medio ambiente y la fijación de la población al territorio. Los rebaños ayudan en la prevención de los incendios, limpiando las hierbas en las zonas que frenan la propagación del fuego y el avance del desierto en una zona tan sensible como el Norte de Granada. En segundo término, por sus atractivos culinarios al tratarse de una carne más suave que la de otros tipos de cordero que se venden en España. Y tercero porque fomenta el cooperativismo, con todos los valores positivos que se relacionan con la economía social.

«Es una persona entrañable; todo el mundo lo quiere», dice su esposa Marisol

José Antonio, que también es titular de una explotación ganadera allá por los campos de la Puebla, está casado con Marisol González. «Es supernoble y muy dicharachero», afirma Marisol, quien también destaca la entrega a los amigos de su marido como uno de los principales rasgos de una personalidad abierta y siempre dispuesta a escuchar. «Es un ser entrañable; todo el mundo lo quiere». Y es que José Antonio siempre está ahí, dispuesto a implicarse en lo que haga falta. «Tiene una extraordinaria capacidad para desarrollar trabajo y hacer muchas cosas a la vez, aunque ello le obligue en muchas ocasiones a ceder muchas horas de su vida personal y familiar», dice Marisol. A pesar de ello, José Antonio siempre saca tiempo para estar con su hijo José Manuel. «Es un auténtico padrazo; ejerce como su amigo, como su confidente y sobre todo como su padre, inculcándole valores como la honestidad», apunta Marisol. Entre sus principales aficiones, los libros -tiene más de dos mil en casa- y el fútbol. Los equipos de sus amores son el Córdoba y el Barça. El primero porque lo lleva en los genes y el segundo porque lo sigue con verdadera pasión.

José Antonio Puntas también se ha erigido, gracias a su dilata experiencia, en un interlocutor indispensable en todos los foros que se promueven en Huéscar. Su opinión siempre cuenta. Y mucho.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©IDEAL

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x