Susana Díaz podría resistir hasta mayo para anunciar su candidatura al PSOE

SEVILLA /MADRID 05/01/2017 12:33 |0

La Gestora consultará a los barones la fecha del congreso, aunque la mayoría ya se inclina por el mes de junio

Susana Díaz podría resistir hasta la apertura formal del proceso del 39 congreso del PSOE para anunciar su candidatura a la secretaría general del PSOE si, como todo apunta, dará este paso. Si el congreso se celebra en junio, fecha por la que se inclina la mayoría de dirigentes territoriales, Díaz esperaría a mayo, cuando se abra el plazo de candidaturas a las primarias, para hacer pública su intención. Así lo dejó entrever ayer Antonio Pradas, diputado por Sevilla, coordinador de la interparlamentaria del PSOE Andalucía y uno de sus leales en el partido.

«Si el Congreso se celebra, por ejemplo, en junio, se abrirá un plazo previo para la presentación de candidatos, y yo creo que en ese momento es cuando deben salir a la luz cuáles son los candidatos que desean concurrir a unas primarias», afirmó Pradas a un grupo de periodistas ayer en Sevilla. Dada la cercanía de Pradas a Susana Díaz, esta reflexión puede considerarse en sintonía con las intenciones de la presidenta de la Junta.

Díaz ha rehuido hasta ahora verbalizar que será candidata a la secretaría general, aunque todo su entorno admite esta posibilidad. Solo ella resiste pese a la presión mediática para que se pronuncie y acude inmutable a la letanía de estar «centrada en Andalucía» para rehuir la cuestión. La consigna del silencio es respetada por sus emisarios en el Gobierno y el PSOE andaluz, aunque ayer Pradas también se salió de este guión y afirmó que la gobernanta andaluza es la persona «mas cualificada» para tomar las riendas del PSOE. Añadió, no obstante, que es Díaz la que debe decidir si «quiere dar el paso o no».

Mario Jiménez insiste en apartar a los candidatos del debate sobre el modelo de partido, aunque no despeja si habrá conferencia política

Frente al silencio de Díaz, varios dirigentes del partido, entre ellos el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y el presidente extremeño, Guillermo Fernández Varas, han expresado en público su apoyo a la mandataria andaluza para que dé el paso. Pradas rechaza que se genere «tensión» porque Díaz prolongue varios meses el anuncio de su candidatura mientras continúa el goteo de barones respaldándole. «No son tantos meses, el proceso va a empezar antes», dijo en alusión al debate sobre las ideas que se prevé con antelación a las primarias, posiblemente en marzo o abril, y que, en su opinión, «dejará un poco apartado el debate de las personas».

Según la insinuación de Pradas, Díaz no va a anunciar su candidatura cuando el comité federal del día 14 de este mes vote el calendario de las primarias y del congreso, como se esperaba, sino que aguardará hasta entrada la primavera si se confirma este para junio. De anunciarse como candidata ahora abriría la veda a otros aspirantes (Pedro Sánchez o Patxi López) para una pelea prolongada varios meses. La Gestora y la mayoría de los barones buscan evitar la imagen de octubre de un partido dividido y crispado a voces. De ahí que cunda entre algunos dirigentes la propuesta de una candidatura de consenso, pero señalando a Díaz. El silencio de la andaluza puede estar también en esta clave, a la espera de ver cuántos la reclaman.

Fruto del diálogo

Por lo pronto, el presidente de la Gestora, Javier Fernández, hará una ronda con los 17 secretarios generales de las federaciones socialistas para acordar la fecha del 39 Congreso Federal del PSOE. Unas conversaciones que son un formalismo porque la mayoría de los barones está de acuerdo en celebrarlo «antes del verano», posiblemente en junio. La propuesta de los críticos de reunir el cónclave socialista en abril cayó una vez más en saco roto.

Fernández consultará en los próximos días con todos los líderes territoriales qué plazos proponen y hará una propuesta «de síntesis» al comité federal con una fecha «bastante aproximada». La idea, según explicó el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, es que la decisión sea «fruto del diálogo» con los barones, y de paso acallar las previsibles críticas de los 'sanchistas' de que la dirección interina se arroga poderes que no tiene. Más de un dirigente, sin embargo, está convencido de que la fecha del congreso está más que decidida desde hace semanas, y que todo este proceso no es más que «un paripé» para guardar las formas.

El portavoz no despejó la incógnita sobre si se celebrará una nueva conferencia política previa al congreso, aunque la mayoría de los secretarios territoriales la ve innecesaria después de la que convocó Alfredo Pérez Rubalcaba en 2013. Lo que sí habrá, avanzó Jiménez, serán encuentros sectoriales, de los que tampoco precisó la temática ni la fecha porque esos detalles también los aprobará el comité federal. El objetivo de la gestora es dinamizar el debate político interno sin entrar en el baile de nombres que es un terreno que ahonda las divisiones. La ponencia política, subrayó el portavoz en sintonía con lo expresado por Pradas, es «tan importante como la elección de los equipos».

Las decisiones de la dirección interina del PSOE, que no se reunía desde hace cinco semanas, dejan cada vez más la sensación de que se limitan a cumplir con un calendario para ganar tiempo diseñado entre bambalinas.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©IDEAL

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x